domingo, 25 de septiembre de 2011

Sobre Prestar los Libros...




Prestando Libros a Otros

De los protocolos relacionados con los libros, también, está: Las maneras de prestar los libros. Dando libros a la gente para tomarlos prestado no es permitido a menos que se los des a alguien que en quien confías cuidará los libros. La razón de esto es porque tú tienes el mayor derecho a tu libro, a menos que encuentres a alguien más que lo necesita y a quién, cuándo haya terminado de usárlo, te lo devolverá de nuevo.

Es mencionado en la biografía de Al-Khatib Al-Baghdaadi que un hombre una vez le preguntó si él podría tomar prestado uno de sus libros, entonces él contestó diciendo: “Tienes tres días para usarlo.” El hombre dijo: “Eso no es bastante tiempo.” Al-Khatib dijo: “He contado sus páginas, luego si quieres hacer una copia de él, entonces tres días son suficientes para tí. Y si quieres leerlo, entonces tres días son suficientes para tí. Y si quieres hacer más que esto con él, entonces yo tengo más derecho a mi libro.”

Este es correcto, ya que en el pasado yo había prestado el primer volumen de un libro grande que consiste en ocho volúmenes a un hermano – no quiero mencionar el título del libro, ya que quizás él puede oír esto y pensar que lo insinúo - y ahora casi doce años han pasado, y ¡él todavía no me lo devuelto! Y él me dice que él no sabe donde él lo puso. Del mismo modo, el octavo volumen de otra colección – aunque yo no esté preocupado tanto sobre ello – sin embargo, más de veinte años han pasado y hasta ahora, él no lo ha devuelto.

Es por esto qué un poeta una vez dijo: "No prestes tus libros y haz alguna excusa en tu respuesta Quienquiera que presta de hecho un libro realmente, juro que él no ha hecho algo bueno."

Otra persona dijo: "la perdición de libros está en el préstamo de ellos."

Fue dicho una vez a un hombre de la India que había abierto una biblioteca enorme: "¿Cómo creó usted esta biblioteca?" Él contestó: "Tomando prestados libros de la gente." Le preguntaron: "¿Cómo es esto?" Entonces él dijo: "Tomo prestado un libro y no lo devuelvo. Este es como yo era capaz de crear esta biblioteca." El hombre preguntó: "¿No es esto un delito contra aquellos de los que usted toma prestado?" Él contestó: "Quienquiera que preste sus libros a la gente está loco. Y quienquiera que devuelve lo que él toma prestado está aún más loco que él."

Esto es porque las almas están apegadas a los libros. En su libro al-Qawaa’id, mientras habla sobre un principio, Al-Haafidh Ibn Rajab mencionó que no hay ninguna pena capital de cortar la mano por robarlos – es decir si una persona roba un libro, entonces según algunos sabios, a él ( el que los roba) no tiene que cortársele su mano. Esto es ya que hay una duda en esto – es decir, que la verdad contenida en los libros es (gratis) para cada uno.

Luego por ejemplo, uno de vuestros compañeros de estudios o colegas puede conseguir un libro ( de tí) y entonces creer que él le tiene un derecho, sobre todo si el libro es una copia caritativa o te lo dieron como un regalo o y así sucesivamente Entonces esto haría que él tomara a la ligera la cuestión de devolverlo. Él será relajado en devolver el libro. Y tú serás el que sale perdiendo sobre el libro.

Por lo tanto, si no estás seguro si el que te pide prestado un libro, es serio y se beneficiará de él en un corto número de días y noches, entonces no le prestes el libro. Esto es debido a que cuando prestas tus libros a la gente, te privas de su beneficio. ¡Y no cada uno que pide prestado un libro se le puede confiar ( el libro) , porque cuánta gente ha tomado prestados libros y los ha no devuelto!



Shaikh Saalih Ibn Abdil-Aziz Aali Shaikh



(extracto de la traducción de un pequeño folleto en línea llamado: “Taalib-ul-‘Ilm wal-Kutub” [El Estudiante de Conocimiento y los Libros] cual fué originalmente una conferencia llevada a cabo por Shaikh Saalih bin ‘Abdil-‘Azeez Aali en el Reino de Arabia Saudí y transcrito por un estudiante de conocimiento puesto después a disposición, gratis, en el Internet en árabe. La fuente usada para esta traducción fué la que se encontró http://www.sahab.org/. versión inglesa encontrada aquí: http://www.al-ibaanah.com/ebooks.php?EID=80 )

Traducido del Inglés al castellano por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Texto en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/2009/11/sobe-prestar-los-libros.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario